Plomería

¿Cómo cambiar el sapo de tu sanitario?

El sapo o pera del tanque tiene, aproximadamente, de 6 meses hasta 5 años de vida, dependiendo la calidad y uso diario.

Este elemento resguarda el agua para el funcionamiento correcto del sanitario, funciona como un tapón que impide la salida del agua hacia la taza y solo se activa al jalar o activar la palanca para la descarga de agua.

Principalmente, se llega a dañar por el término de su vida útil, ya que es un elemento que se utiliza muchas veces en el día.

Puedes identificar su desperfecto al colocar gotas de colorante vegetal dentro del tanque, dejarlo reposar por la noche y, si al despertar el agua de la taza se observa del color, es porque hay que cambiarlo. También puedes darte cuenta al escuchar fugas de agua del tanque, la ultima forma es llenando el deposito, cerrar la llave de paso que lo llena y ver si después de unas horas se vacía el deposito.

Antes de comenzar con la renovación del sapo, debes adquirir el nuevo sapo, el cual se recomienda que sea de muy buena calidad y tenga una cadena de acero inoxidable, pues es un elemento que siempre está en contacto con el agua.

Ahora, sigue las siguientes instrucciones:

  • Comienza cerrando la llave de paso donde esté conectada la tubería del escusado y jala la palanca para descargar el agua, si no está vacío, no podrás trabajar correctamente.

  • Retira el sapo, este se encuentra hasta abajo y se sujeta a unos ganchos en la válvula de descarga, la cual parece un poste de plástico. No olvides quitar la cadena que está enganchada en el mismo poste.

  • Es momento de colocar el nuevo sapo, recuerda que debe tener una cadena de acero inoxidable. Generalmente la pera o el sapo tienen 2 pulgadas de diámetro, así que revisa si tu sanitario es de estas medidas. Fija el nuevo sapo con sus ganchos en el poste, justo en los mismos orificios en donde estaban con la pera anterior.

  • También debes colocar la cadena en el poste y asegurarte de que la manivela puede jalarla correctamente. La cadena no debe quedar apretada o justa, ya que su función es la de permitir el libre movimiento al jalar y accionar el sistema de descarga de agua.

  • Abre la llave de paso para que el tanque vuelva a llenarse de agua. Verifica que la nueva pieza instalada se encuentre asentada correctamente, sin que se mueva por el movimiento del agua.

Una vez terminado el remplazo del sapo, realiza una prueba para vigilar que el sapo esté cumpliendo con su función y que el sistema de descarga cumpla correctamente para limpiar el excusado. En caso de que todo esté correcto, coloca la tapa del tanque y cuida su posición si cuenta con un botón en vez de palanca para accionar la descarga.

Publicado por: Lucy Lopez Fong

9 / agosto / 21